Trump2

Un espejo crudo de nuestra realidad: Trump = “Nosotros”

Num 13 | Fiera infancia

Ryan Storr

La guerra ha comenzado en Estados Unidos. Los tweets, los estatus de facebook, las noticias y los choques físicos entre los opositores y los seguidores de los posibles candidatos presidenciales representan una división dentro la sociedad estadounidense. El país está fascinado por un candidato: Donald Trump; quien mediante sus acciones, discursos y peculiares simpatizantes ha dominado la conversación nacional.

Es imposible recordar una elección estadounidense que durante la última generación haya generado tanta controversia como la que actualmente vive. Los republicanos están desesperados por entender porque un candidato como Trump ha ganado muchos votos a pesar de que rechaza muchos principios del partido y ataca a sus líderes. Por otro lado los demócratas lo juzgan como la principal amenaza del país. La prensa y redes sociales están inundadas de complejas explicaciones a las siguientes preguntas: ¿cómo se puede mentir sin consecuencias? ¿Cuál es la atracción de un candidato que violenta verbalmente a los otros?, ¿Cómo puede tener tantos seguidores? Sin embargo la explicación es más fácil y sencilla de lo que parece, Trump nos refleja.

Trump = “Nosotros”

“Nosotros” no significa todo la gente de Estados Unidos porque la población de este país no tiene una identidad clara. La población de algunas zonas pueden expresar opiniones en conjunto, pero, muy pocas personas se pueden identificar con las mismas experiencias, estilo de vida y actitudes de otros. “Nosotros” es la parte más primitiva que existe dentro todos los seres humanos, la cual se ha mantenido a lo largo de nuestra historia. La educación, cortesía, familia, sociedad moderna etc. tratan de reformar este espíritu, pero la verdad es que nuestro lado primitivo se mantiene a lo largo de la vida.

La parte primitiva del ser humano es el espectro que flota sobre Trump y su campaña. Este candidato propicia espacios que incentivan a sus seguidores a expresar su ser primitivo a través de opiniones y acciones violentas sin consecuencias. Estas manifestaciones primitivas violentas se enfocan en minorías como musulmanes y mexicanos. Por ello, integrantes del partido republicano, la prensa nacional, el presidente Obama y ciudadanos demandan la resignación de Trump creyendo que la destrucción de este agente de rabia e ignorancia va a terminar con las manifestaciones de odio de algunas personas de la sociedad estadounidense. Sin embargo la amenaza de estos sentimientos y acciones negativas existen con y sin el liderazgo de Donald Trump–  en el fondo lo más peligroso es la gente que respalda y comparte esta manera de pensar, es probable que Trump no gane la presidencia de Estados Unidos y menos la nominación del partido republicano; pero los votantes continuarán con las mismas actitudes y opiniones.

El tema de inmigración aporta un ejemplo del pensamiento de los seguidores de Trump, quien empezó su campaña atacando a los inmigrantes Mexicanos. En este sentido, el principal argumento de Trump es que los inmigrantes vienen y roban trabajo de los estadounidenses y que además aprovechan el concepto de ser ciudadanos por nacimiento para establecer familias, atrincherarse en la sociedad y recibir beneficios. Entonces, según Trump, los migrantes Mexicanos representan una amenaza al país y merecen ser expulsados de Estados Unidos. Esta lógica es opuesta a  la evidencia que confirma que los inmigrantes mexicanos incentivan la economía estadounidense, aunque hay que reconocer excepciones de abuso. El argumento de Trump es fácil de seguir y exacerba los sentimientos de miedo y rabia de algunas personas.

No se puede explicar un candidato como Trump sin conocer el contexto político de Estados Unidos, ya que durante la última década han surgido muchos factores que condicionan a una parte de la población a aceptar y confiar en sus instintos primitivos. Por ejemplo, la prensa conservadora ha establecido, a través de programas como Fox News, una base para los seguidores de Trump al transmitir contenido que no está respaldado por evidencia y que exacerba los instintos básicos que descargan la furia, la frustración, el miedo y el egoísmo. Comentaristas, como Bill O’Reilly y Sean Hannity, insultan a sus invitados, los presionan a hablar más rápido y los incomodan a través de un tono agresivo distorsionando las noticias con su punto de vista. Entonces la prensa de corriente derecha transmite noticias sin evidencia, distorsiona datos y afecta la percepción de gran parte de la población.

Por ejemplo, el movimiento del “Birther,” que empezó en 2008, trataba de refutar el derecho de Barack Obama a ser el presidente porque parte de la prensa creía que su certificado de nacimiento era falso a pesar de toda la evidencia que demostraba la falsedad de esta acusación. Sin embargo los datos y la realidad no son importantes para muchos medios de comunicación. Los programas conservadores descubrieron que su audiencia y su influencia política incrementaron cuando ellos decidieron renunciar a transmitir a su audiencia argumentos racionales. Por estas razones Fox News y en general la prensa conservadora continuaran concentrándose en los temas, los personajes y las noticias que exacerban el lado agresivo de los televidentes, esto al ejercitar una retórica polémica, patriótica y tradicional. En esta campaña presidencial se pueden ver los resultados directos de la estrategia, reemplazar argumentos con inteligencia por sentimientos de frustración y rabia permite ganar votantes.

Saturno, Dios de la mitología griega, es representado como un fuerte anciano que destruye a todos sus hijos para evitar perder su poder. El Partido Republicano es como Saturno, y Trump es su hijo, es decir el reflejo de su obra destructiva. Como el dios griego, Saturno, el partido Republicano y su prensa formaban un hijo que refleja su imagen y sus valores, el cual parece una bestia, así que el partido enfrenta una situación con opciones que parecen imposibles: el primer es de dar un abrazo a un candidato con quien están totalmente en desacuerdo o rechazar a los seguidores de Trump quien tiene la mayoría de los votos del partido. Mientras los republicanos tratan de decidir qué hacer, Trump están ganando estado por estado las elecciones primarias del partido, lo que demuestra que muchos votantes están apoyándolo.

La campaña de Trump ha llegado a la mayoría del país, ha logrado cautivar la conversación nacional, y nadie puede adivinar cuál será el futuro candidato del partido republicano. Sin embargo, tenemos que entender que Trump es solo un símbolo de una parte de la sociedad y como un símbolo puede ganar o perder, pero sus seguidores no van a desaparecer. La lección más importante que nos deja la campaña de Trump es que las personas que comparten sus ideas y su filosofía son mucho más peligrosas que él, porque ellos van a continuar participando en la vida política de Estados Unidos  por mucho tiempo. Entonces la campaña de Trump sirve sólo como un espejo de “nosotros”, una gran parte de la población estadounidense.

ryan.storr@gmail.com

Ryan Storr, oriundo del estado de Michigan, EEUU. Economista por la Universidad de Hope College, Master en Historia Medieval de España, Universidad de Western Michigan. Maestro de inglés y latín, investigador de la convivencia de religiones en España. Ha impartido clases en España y Colombia. Actualmente imparte clases de historia y tecnología en St. Anthony’s Catholic School y coordina programas extracurriculares con clubes de historia y ciencia.

Written by Jorge.Limon

(Visited 291 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *