CUADERNA

El Óscar y yo

Num. 12 | Salud y Enfermedad   Jesús Ramón Ibarra Una penosa confesión: de chavo quería ser actor de cine. Mi ideal a los quince o dieciséis años era el esplendor de una fama rutilante, traducida en coches y mujeres…

Algunas teorías sobre “el chapo” Guzmán

Num. 10 | 2015 Luces y sombras   Jesús Ramón Ibarra No lo detuvo la Interpol mientras paseaba un par de labradores en la campiña francesa. No lo reconoció algún comerciante en Berlín, para luego dar el pitazo a la…

Magnum Futbol

Num. 6 | Las drogas y sus mundos   Jesús Ramón Ibarra Antes del mundo como mandamiento, regla, estatuto inaprensible y, sin embargo, arraigado en la tradición cultural de un país, de un pueblo indómito, de una tribu; antes del…

Pedrito, o de la niñez conmovida

Num. 6 | Las drogas y sus mundos   Jesús Ramón Ibarra A Ernesto Díez Martínez Pertenezco a una generación cuya adolescencia vivía en el pleno desarraigo político. Una generación que veía las viejas gestas estudiantiles con la sonrisa –socarrona-…

Borges, el poeta

Num. 6 | Las drogas y sus mundos   Jesús Ramón Ibarra En alguna parte leí, hace mucho tiempo, que Jorge Luis Borges, antes que el prodigioso fabulista que era o el ensayista puntual que lograba desconstruir en tres páginas…

El Tri: Historia de un Desaire

Jesús Ramón Ibarra   Quienes nacimos hacia la mitad de la decada de los 60s, tuvimos un nacionalismo futbolero mas bien cauto. Dos ideas de selección dominaban: la de la gesta del México 70 y y sus símbolos (el Halcón…

El arte de comer en la playa

El culichi habla golpeado porque, imagino, quiero suponer, está acostumbrado al volumen alto, a la ruidosa exhalación de la tambora junto a la mesa de cantina, al encuentro azaroso en cualquier punto de la playa

Cuaderna

Jesús Ramón Ibarra   Ornette Coleman (1930-2015)   Cuando comencé a escuchar jazz, en los años 80s, Culiacán sólo tenía dos discotecas más o menos decentes: La Parroquia (conservando el nombre del café, ubicado en el mismo punto unos años…

Xavi o el arte de la discreción

Mi relación con el futbol data de hace más de 40 años. Mi comprensión de sus reglas específicas, de los esquemas que lo mueven, de las estrategias que constriñen ese ánimo libertario de sus protagonistas, es más o menos reciente….