Editorial

Hemos preparado un número especial para conmemorar (es decir, recordar y pensar en un ejercicio compartido: con-memorar) el movimiento de 1968, que este 2018 cumple cincuenta años de haber dejado su marca indeleble en la historia de México y otros lugares del mundo.

En esta edición de Aldea 21 encontrarán acuciosos recuentos periodísticos, lo mismo que consideraciones de por lo menos tres generaciones de estudiosos, periodistas, historiadores, sociólogos, politólogos, ensayistas y escritores que abordan el suceso desde diferentes perspectivas.

Las y los lectores podrán encontrar en este número informadas retrospectivas acerca de la situación del mundo y el país en aquellas fechas, el debate generacional que desata la mirada y la sensibilidad de los jóvenes de hoy en relación con los de otros tiempos, las coordenadas que señalan la discusión del 68 como episodio histórico y sus consecuencias en el presente. De igual manera, está presente la narrativa y la poesía inspirada en aquella gesta, en aquella sensibilidad y aquellos hechos.

Como alguna vez escribió uno de sus dirigentes, Marcelino Perelló, pensando en el poema de Cavafis, el 68 fue el viaje a itaca, fue Itaca y lo que vino después de la travesía. Hace dos años, precisamente un 2 de octubre, el presidente de nuestro consejo editorial, Ronaldo González, escribía: “Voltaire decía que ‘todo deseo es una necesidad, un dolor que comienza’. Y ahora que, después de Ayotzinapa, la necesidad y el dolor social recubiertos de distintas formas se mantienen con la misma intensidad, el deseo democratizador del 68 mexicano se empieza a difuminar para volver a la vieja emoción predemocrática y de protesta antiautoritaria. El dolor por la ausencia de una democracia que vaya más allá de lo instrumental y se vincule con la búsqueda de la igualdad y la inclusión se conserva… ¿volverá el deseo democrático?” (“1968: el deseo que retorna”, en la edición digital de la revista nexos, 2 de octubre de 2016).

En vísperas del inicio de un gobierno de alternancia, surgido de la indignación y el descontento originado por la corrupción, la exclusión social y la violencia, la pregunta es más válida ahora que entonces.

 

Vladimir Ramírez Aldapa
Director General