Revolucionarios y Revolucionados

Num. 9 | Revolucionarios y Revolucionados

 

Noviembre es buen mes para hablar de la Revolución con mayúscula en México, de las revoluciones en las regiones de esta nación de naciones y de la revolución en singular como concepto de múltiples connotaciones en la historia, la política, la filosofía, el arte, la literatura o hasta la física de los astros.

Hay de revoluciones a revoluciones: desde aquellas que se pretenden como rupturas radicales en relación con un ancien regime (Francois Xavier Guerra no estaría muy de acuerdo con esto en el caso de nuestro país), hasta aquellas otras que desde la primera astronomía se conciben como ciclos reiterados del movimiento de las esferas celestiales, al estilo del Copérnico de De revolutionibus orbium coelestium. Y entre estas, las revoluciones del arte con las vanguardias del siglo XX, las revoluciones literarias que declaran la muerte de la novela clásica o las revoluciones rizomáticas y moleculares de Deleuze-Guattari en la filosofía contemporánea.

Las revoluciones revolucionan, se diría en buena y elemental verbalización del sustantivo. Por eso Don Luis González y González hablaba de “revolucionarios” y “revolucionados” en la revolución Mexicana, o dicho con él, en las revoluciones mexicanas que ocurrieron de manera peculiar en las distintas regiones. Nos toca revolucionar y que nos revolucionen. A todos nos ha ocurrido con la experiencia lectora, con la catarsis que provoca una pintura o una composición musical, con la escritura o la creación artística, con la revolución molecular que, en el caso de mi generación, supuso el paso del usted ala la hora de comunicarnos con nuestros padres, con la reunión conspirativa y el sueño de cambiar de tajo el establishment o con la percepción de sentirnos irremediablemente arrasados por el torrente de una gran movilización social.

De eso va esta novena entrega de Aldea 21. De eso van las colaboraciones que en este número ofrecemos a nuestros lectores revolucionarios, revolucionados o acaso ambas cosas a la vez.

Ronaldo González Valdés

Presidente del Consejo Editorial

Siguenos en Twitter:


Written by Redacción